Implantación de TICS

Otro de los ámbitos de actuación del proyecto SmartKalea es el testear diversas herramientas tecnológicas para que los propios comercios de la calle, en función de los resultados y beneficios observados, puedan incorporarlas en su día a día. Se trata de una nueva iniciativa que propicie la innovación en el comercio a través de la utilización inteligente de las TICs.

 

INFRAESTRUCTURAS

Desde Fomento de San Sebastián, en colaboración con el Departamento de Infraestructuras y Servicios Urbanos, se llevó a cabo la sustitución del alumbrado público de la calle Mayor por un sistema de iluminación inteligente con detección de presencia. La iniciativa se replicó en el barrio de Altza, llegando a un total de 37 luminarias inteligentes. La sustitución de las luminarias existentes tiene como objetivos tanto el ahorro en el consumo de la energía como la reducción de los costes de mantenimiento del alumbrado público, mediante la renovación de la fuente de luz de las actuales farolas del alumbrado de la calle, utilizando placas LED regulables y telegestionables y un sistema de detección y análisis del trayecto de los peatones en la zona. Adicionalmente, el sistema conlleva un modelo de iluminación inteligente que permite el ahorro en energía, la consecuente reducción en costes económicos, la monitorización del sistema, la programación en modo remoto y una mejora en las tareas de mantenimiento.

 

Otra de las iniciativas llevadas a cabo en las infraestructuras de la calle ha sido la instalación de un cargador solar inteligente en las inmediaciones de la calle Mayor, en colaboración con una empresa local, que permite a la ciudadanía y visitantes cargar diferentes dispositivos (móviles, tablets, etc.).

 

Por otro lado, se han instalado sensores medioambientales focalizados en monitorizar la calidad del aire de la ciudad a través de la medición de parámetros como CO2, NOx, SO2, etc.

 

En el barrio de Altza se ha llevado a cabo una iniciativa de mejora de la limpieza viaria a través de las TICs, con el objetivo de mejorar la calidad ambiental del barrio reduciendo el volumen de residuos detectados en la vía urbana. Para ello se han implementado medidas de concienciación ciudadana para sensibilizar de los perjuicios de esta basura, así como la monitorización de los residuos para comprobar la efectividad de las medidas adoptadas.

 

CONTEO Y TRACKING DE PERSONAS

Las calles adheridas al proyecto cuentan con un sistema de conteo de personas que resulta de gran interés especialmente para el comercio de la zona puesto que permite la obtención de datos para el análisis, planificación y gestión de recursos y así poder optimizar el funcionamiento del comercio. Entre los datos más interesantes destaca el número de personas que accede a cada calle, franjas horarias de mayor tránsito de personas, tracking y recorrido en la calle, etc. Adicionalmente los comercios de la calle tienen a su disposición un sensor de conteo interior (en rotación) para poder medir el número de personas que entran en el comercio, lo cual permite al comercio conocer el ratio de personas que entran en el comercio frente al número total que transita por la calle y de este modo obtener información relevante para valorar actuaciones comerciales. Los despliegues se han llevado a cabo en la Parte Vieja y en algunas ubicaciones de la avenida Sancho el Sabio, del barrio de Amara, y en el barrio de Altza.

 

FORMACIÓN E IMPLEMENTACIONES EN EL ÁMBITO DE LAS TICS PARA EL COMERCIO

El objetivo de esta iniciativa innovadora es el formar a los comerciantes en el ámbito de las TICs y apoyar la implantación de proyectos piloto en sus establecimientos que les permita testear soluciones tecnológicas para una mejora competitiva de sus negocios. Se pretende llevar al comercio donostiarra hacia la vanguardia en la utilización de las TICs y el esfuerzo conjunto para relacionarse con el mercado, todo ello en el marco de una ciudad Smart.

 

CONVOCATORIA DE IDEAS DE PRODUCTOS O SERVICIOS PARA EMPRESAS

En el marco del proyecto SmartKalea Fomento de San Sebastián lanza anualmente una convocatoria de ideas de productos o servicios para que las empresas puedan testearlas en entornos reales de la ciudad. Las ideas seleccionadas se implementan, convirtiendo así a la ciudad en un laboratorio smart. Esta iniciativa permite a su vez a las empresas participantes utilizar la ciudad como escaparate de sus productos o servicios smart.