Ayudas a la navegación

Saltar al contenido principal de la página

Saltar al menú principal de la página


Cabecera de la página

DONOSTIAKO SUSTAPENA - FOMENTO DE SAN SEBASTIÁN Ayuntamiento de San Sebastián

Idiomas:

Film Commission

Film Commission
pia

Menú principal de la página


Contenido principal de la página

Noticias

Entrevista con Jorge Gil, co­director de 'Kalebegiak'

14/09/2016

Son doce cortometrajes que conforman una película sobre San Sebastián de diferentes directores, tanto consolidados como amateurs. Hablamos con Jorge Gil, uno de los directores de 'Kalebegiak', de la película de Donostia 2016 que se estrenará en el Velódromo en el marco del Festival de Cine.

¿Cómo surgió el proyecto de Kalebegiak?

Ambos, Mitxel Gaztambide yo, somos profesores en la casa de cultura de Larrotxene, en Intxaurrondo. Y nos parecía que un marco como el de la Capitalidad debía de servir para posibilitar que nuestr@s estudiantes dieran un paso hacia su profesionalización. Tuvimos claro desde el principio que la película debía estar compuesta por varios cortometrajes y que en ellos había que involucrar a nuestr@s alumn@s. Al principio pudo parecer osado por nuestra parte pero hoy podemos asegurar, con mucha alegría, que al menos el 50% de los participantes en cada corto era alumn@ de Larrotxene, y además han realizado un estupendo trabajo. De hecho, varios de ellos ya han sido llamados para participar en alguna película o serie de television a raíz de que en Kalebegiak se les dio la oportunidad de trabajar codo con codo con técnicos de primer nivel. Esta transmisión del conocimiento entre diferentes generaciones a través de la colaboración en el trabajo era, precisamente, lo que buscábamos cuando echamos el proyecto a andar.

¿Que destacarías del proyecto?

La Fundación DSS2016 tenía muy claro que ésta no podia ser una película al uso, sino que tenía que contener otros valores añadidos. Y ahí estuvimos de acuerdo. Se ha involucrado desde la base, como hemos dicho, al alumnado de Larrotxene y se les ha permitido crecer mediante este proyecto. Pero además se ha integrado a otros agentes culturales y de aprendizaje de la ciudad como Musikene o la Facultad de Traducción de la Universidad Pública del País Vasco. En el primer caso, dos de sus alumnos compusieron bandas sonoras para los cortos de Gracia Querejeta y de Iñaki Camacho, además de que todas las partituras de los distintos cortometrajes fueron grabados por alumn@s del centro. Para nosotros ha sido una suerte contar con ell@s. L@s alumn@s de Traducción, por su parte, se encargaron de la traducción de todos los textos que se leen y se escuchan en la película; traducciones del euskera, del castellano, ingles, chino... todos los idiomas que se hablan en Kalebegiak.

¿Qué difentes versiones de San Sebastián veremos en la película?

Quisimos que KALEBEGIAK fuera una película diversa en todos los sentidos, también desde el punto de vista del espacio. Es evidente que el mar tiene bastante presencia en la medida en que ésta es probablemente la mayor seña de identidad de la ciudad. Pero la gracia está en que en muchos casos l@s director@s han utilizado ese ‘marco idílico’ para darle vuelta y proponer en él historias muchos menos idílicas de lo que cabría esperar. Un contexto impoluto puede ser ideal para generar situaciones incómodas. En todo caso, hemos intentado que en la película tengan cabida localizaciones menos frecuentes que las que estamos acostumbrados a ver.

¿Que destacarías de San Sebastián como escenario de rodajes?

Es una ciudad muy diversa y muy fotogénica, ofrece grandes posibilidades. Pero la ciudadanía aún no está acostumbrada a vivir y padecer rodajes en sus calles. En Kalebegiak pudimos comprobar cómo a la gente le cuesta ser paciente y comprensiva con las lógicas necesidades (y en algunos casos, incomodidades) que conlleva un rodaje. Cualquier filmación supone un escaparate impagable para la ciudad, una oportunidad para sacar Donosti al exterior del que todos nos podemos beneficiar. Es un trabajo conjunto en el que cada uno debe tener en cuenta a la otra parte. Hay que hacerle entender a la ciudadanía que el esfuerzo merece la pena, porque todos podemos salir ganando.

Visto el resultado de los cortometrajes y el montaje final, ¿echas de menos alguna localización de la ciudad?, ¿hay alguna temática o historia que no veas reflejada?

Es inevitable que, cuando a un director/a le planteas situar una historia en Donostia, el primer emplazamiento sea el centro de la ciudad o la bahía. Es el lugar más reconocible de nuestra ciudad y much@s de ell@s no han podido resistirse a la tentación. Sí es verdad, por tanto, que ese área va a tener presencia en la película, pero no siempre será para alabarla y glorificarla. Algun@ de los autores parte de esa imagen “de postal” para darle la vuelta, y aportar nuevas lecturas (más críticas, más amargas). Posiblemente algún espectador eche en falta ver más zonas diferentes de nuestra ciudad. Es probable. Pero creemos que la película es un acercamiento más a Donostia como “idiosincrasia” o concepto (abordando temas y posturas que nos definen como sociedad) que como espacio físico.

San Sebastián ha sido el escenario de 12 historias, ¿Te ha sorprendido alguna localización en relación con la historia que en ella se cuenta?

Las historias ocurren en diversos lugares de la ciudad: desde el faro de la isla, un bar gay, el paseo de la Zurriola, o el mar. El mar tiene una especial presencia en la película pero es inevitable, ya que Donostia tiene tres playas en plena ciudad.... De todos modos, a nosotros este proyecto nos ha permitido descubrir algún lugar de nuestra propia ciudad que no conocíamos. Concretamente, un sitio que da título a uno de los cortos. Y creemos que también supondrá un descubrimiento para much@s de l@s espectador@s.

¿Cómo se va a conseguir el hilo conductor de la película?

El verdadero y único elemento que une todas las historias es la propia ciudad; las diferentes versiones que los directores ofrezcan sobre sus espacios y sus gentes. Todos l@s director@s, independientemente de su trayectoria, ha tenido libertad total para proponer sus historias. Creemos que la ciudad como espacio y concepto es lo que le da unidad al conjunto, a los doce cortometrajes.

Volver

Imágenesrelacionadas


PIE DE PÁGINA