Nola sortu enplegurako eta bizi-kalitatea hobetzeko aukera berriak lankidetza-ekonomiaren bidez?

Batera berritzea, lankidetzan aritzea, peer-to-peer, herritarra-ekoizlea, azken urteotan indartsu azaldu zaizkigun kontzeptuak dira. Harremanetarako modu berria darabilten erakunde ugari dago munduan, gure gizartean eragina dutenak, eta partekatutako baliabideetan oinarritutako lankidetza-ereduak daramatzate aurrera. Krisiaren eta zerga-pizgarri faltaren testuinguruan sortutako paradigma berri horrek betiko kudeaketa-ereduak berraztertzea ekarri du, eredu disruptiboak bilatzea, enpresek, erakundeek, administrazioek eta GKE-ek paradigma sozial berrian aurrera egin dezaten.

Erronkari heldu nahian, Donostiako Sustapenak lankidetza-ekonomiaren paradigman oinarritutako berrikuntzak antzeman nahi ditu, hainbat arlotan azaleratzen ari direnak, hala nola, kontsumoan, ekoizpenean, ezagutzan eta finantzetan. AirBnb, Wikipedia edota Verkami sonatuetatik haratago, eredu disruptibo berrienak aztertzen hasi nahi dugu, hiria ekonomia sortzailean erreferente bilaka daitezen.

Lankidetza-ekonomia eta hiriak

Azken urteotan, baliabideak partekatzearen kontzeptua eta horren gauzatzea ohiko bilakatzen ari da Ipar Amerikan, Mendebaldeko Europan eta munduko beste eskualde batzuetan. Interneten barra-barra aurkituko ditugu baliabideak partekatzea goraipatzen duten artikuluak eta webguneak. Giza baliabideak eta fisikoak partekatzearen aukerak izugarriak dira: automobilak eta bizikletak parteka daitezke, baita etxebizitza, lantokiak, janaria, etxerako gauzak, denbora, esperientzia eta abar ere. Linean eskura diren definizio orokor gehienen arabera, lankidetza-ekonomiak informazioaren teknologia aprobetxatzen du eta pertsonak eta erakundeak gaitzen ditu ondasunetan eta zerbitzuetan den gehiegizko ahalmena banatzeko, partekatzeko eta berrerabiltzeko. Lankidetza-ekonomia berriko negozioen artean ikur bilakatu dira Airbnb, Zipcar, Lyft, TaskRabbit edota Poshmark, dagoeneko oso ezagunak direnak. Baina gorantza doan mugimendu horrekin lotutako ehunka ekimen daude, era batera edo bestera mendetako partekatzearen printzipioa aditzera ematen dutenak.

Zalantzarik gabe, gorabidean den baliabideak partekatzearen paradigmak hazkunderako joera du, bereziki atzeraldi ekonomikoaren, austeritate publikoaren eta ingurumen-kezken testuinguruan. Ildo horretan, 15 alkatek Shareable Cities ebazpena sinatu dute, lankidetza-ekonomiak sektore publikorako eta pribaturako duen garrantzia berretsiz. Seulek (Hego Korea) Sharing-City hiri-proiektua onartu du, lankidetza-azpiegitura zabaltze aldera. Dagoeneko abian diren lankidetza-enpresak sustatuko ditu, eta ildo bereko enpresa berriak eta ekimenak inkubatu. Modu horretan, etxebizitzaren , garraioaren, enpleguaren eta gizarte-kohesioaren arazoei aurre egin nahi die, arazook hein batean edo osotasunean konpondu.

Bestalde, Medellin hirian (Kolonbia), garraio partekatuko planak ezartzen eta espazio publiko partekatuen erabilera birdiseinatzen ari dira. Egia da balio handiko lankidetza-ekonomiako ekimenekin batera gizarte-baliorik sortzen ez dutenak ere badaudela, egungo konponbideak hobetzen ez dituztenak; baina ongizate komunera bideratutako lankidetza-ekonomiak eskaintzen duen enplegua sortzeko eta bizi-kalitatea hobetzeko potentziala demasa da hirietan.

Proiektuaren eremuak

Donostiako herritarrek hainbat soluzio erabiltzen dituzte jada, besteak beste, AirBnb, Blablacar, Socialcar, Firefox, crowdfunding plataformak, Homexchange, etab. Hiritik zuzendutako ekimenak ere badaude, erabilera partekatuan oinarritutako garraio-zerbitzuak, adibidez. Horien artean dbizi -bizikleta elektrikoa- edota berriki bertan behera gelditu den ibilek -automobil elektrikoa-. Gure inguruan ere badira horrelako ekimenak, Hirikilabs kulturaren alorrean, Basque OSE kode irekiarenean, ekoizleekin harreman zuzena duten kontsumo-taldeak edota energia berriztagarria ekoitzi eta banatzeko Goiener ekimena (Ordizian kokatua baina Donostiako Sustapenaren energia berriztagarrien eta energia eraginkortasunaren klusterreko kide dena).

Ekintzaile asko etortzen dira Donostiako Sustapenara jada erabiltzen ez diren produktuekin edo erosketa kolektiboarekin lotutako egitasmoak azaltzera. Gure hirian oraindik ez dugu ezagutzen lankidetza-ekonomiak duen potentzial osoa. Lankidetza-ekonomiak gizarte-eragin handia izan dezake Donostian; izan ere, mota horretako ereduek tokiko lanpostuak sor ditzakete, eta lurralde-kohesioa areagotu eta herritarrentzako zerbitzuak eta hiriko baliabideen eraginkortasuna gehitu.

Horregatik, Donostiako Sustapenak eta Donostia Open INN berrikuntzarako gure plataforma irekiak ikerketa-proiektua jarri dugu abian, goraka doazen eta lankidetza-ekonomian oinarrituta dauden berrikuntza onenak plazaratzeko, betiere paradigma horren funtsezko sei alderdi ardatz dituztenak:

  • Ondasunak
  • Elikadura
  • Zerbitzuak
  • Garraioa
  • Espazio fisikoa
  • Dirua
Arren, sartu zure datuekin iruzkinak egin ahal izateko. Nire kontua / erregistratu
Load Previous Comments
  • Se dice que un hogar es pobre energéticamente, cuando sus habitantes no pueden financiar el acceso a la energía a un coste razonable dado su bajo nivel de ingresos. Las principales causas de esta pobreza son la existencia de hogares con bajos ingresos, los altos precios de la energía, los bajos niveles de eficiencia energética y el escaso aprovechamiento del tamaño de los hogares, además de la antigüedad de las viviendas. Si bien no se puede encontrar una solución a corto plazo a la pobreza, que es una parte importante de la ecuación que lleva a la pobreza energética, si sería posible realizar una transformación integral de muchas infraestructuras que contribuyen enormemente a esta situación. Sin embargo, los recursos de los inversores hasta el momento no llegan en la cantidad y velocidad deseada.
    Por eso, Gen Community es una plataforma creada para facilitar la inversión y financiación de proyectos basados en energías renovables y que contribuyen a mitigar la pobreza energética. La organización capta y transfiere recursos económicos de individuos e inversores institucionales y los presta a proyectos de energías renovables, mitigando la pobreza energética y contribuyendo a la seguridad del abastecimiento de energía.
    Se trata de un modelo donde todos ganan: el inversor obtiene un triple retorno (financiero, social y medioambiental) y la comunidad mitiga su pobreza energética. La plataforma permite inversiones en energía solar fotovoltaica alrededor de todo Reino Unido con un retorno medio de entre el 5% y el 7% para el inversor y un 30% de ahorro en la factura energética (alrededor de 12.000 libras de media). Gracias a esta plataforma las comunidades superan los obstáculos que impiden a los inversores prestar recursos financieros a este tipo de proyectos.
    Desde el 2013 ha lanzado dos proyectos levantando fondos por más de 1 millón de libras en cada caso. Un acuerdo con British Gas y Social Finance, que espera levantar 60 millones de libras, da la posibilidad de instalar alrededor de 8.000 paneles solares en todo el país en los próximos años.

    Gen Community

  • Muchas iniciativas de economía colaborativa giran en torno a hacer un uso más eficiente de los coches, ya que es uno de los recursos más infrautilizados porque pasan la mayor parte de su tiempo en reposo. En el caso de RelayRiders, la solución propuesta es una plataforma que posibilita el alquiler de estos vehículos, proporcionando a los propietarios de automóviles un ingreso extra al tiempo que oferta coches en alquiler para quienes que lo necesitan, a un precio más barato.
    Hay dos tipos de usuarios: 1. Los propietarios: registran su coche en el sitio web e introducen su descripción y detalles de disponibilidad. Se encargan de que el coche esté limpio y con el seguro de RelayRides al día. También responden a las consultas de los posibles arrendatarios y quedan con ellos para hacer entrega del coche. 2. Los arrendatarios: se registran en el sitio introduciendo su información personal, que será revisada y confirmada por RelayRides. Escogen el coche que más se adapten a sus necesidades y, si lo alquilan, acuerdan la entrega con el propietario. Al finalizar el uso, devuelven las llaves y el coche en buen estado.
    La plataforma es sostenible a través de una comisión del 20% sobre el importe del alquiler, su margen es del 5% porque un 15% se destina al seguro. Está disponible en más de 300 ciudades y 2.100 aeropuertos de Estados Unidos. Tiene 800 coches a disposición, decenas de miles de propietarios y cientos de miles arrendatarios.

    RelayRides

  • Tesser Health es una compañía de tecnología centrada en el paciente y dedicada al desarrollo de productos que interactuan con los usuarios para aumentar su educación como pacientes y mejorar su estado de salud. Su propuesta se debe a que las personas que sufren de enfermedades crónicas se enfrentan a muchos obstáculos para hacer frente a su condición. Entre ellos, la atención médica que, a menudo, no cumple con la necesidad del paciente de recibir una gestión clínica eficaz, apoyo psicológico e información. Para mejorar esta situación, Tesser Health desarrolla aplicaciones de software de última generación que ayudan a las personas a mejorar su estado de salud:
    - Triage Smart Suite: mejora la experiencia del paciente con herramientas de gestión y oficina que agregan valor a la industria oftalmológica.
    - Smart Mod 360: modificar la conducta a través de una plataforma de análisis integral y herramienta de gestión de la condición crónica, diseñada para educar a los pacientes de alto riesgo y mejorar su comportamiento en relación al cuidado de la salud.
    - Werx: medicación asequible a través de una plataforma que ofrece información comparativa sobre los precios de las medicaciones en diferentes puntos de venta, con el objetivo de que sean más accesibles y de esta manera se cumpla con su prescripción.

    Tesser Health

  • Ante todo, enhorabuena por esta iniciativa y desearos los mejores éxitos. Hay una idea que me gustaría proponer, ya que me parece que encaja perfectamente en este reto y en una ciudad tan viva y dinámica como Donosti. Es una idea que en su día barajamos para desarrollar en nuestra empresa, pero por estar inmersos en otros proyectos no llegamos a lanzarlo. La idea que barajábamos era a escala nacional e incluso internacional, pero encajaría a la perfección en un entorno local, como es el de este reto. Se trata de fomentar el aprovechamiento de espacios físicos infrautilizados o inutilizados, tanto de particulares, como de empresas y compartirlos con gente que necesita de esos espacios, para cubrir necesidades particulares o de negocios. Hay que destacar que, al igual que en los casos de airbnb, blablacar, etc., este tipo de economía colaborativa es una alternativa a los típicos canales de comercialización de espacios que cubre el alquiler, que tienen su público y condicionantes específicos. Con la particularidad de que este tipo de solución no interfiere en estos canales tradicionales, ni fomenta prácticas contrarias a las regulaciones sectoriales, como está ocurriendo por ejemplo con Uber en los sectores del transporte de viajeros fuertemente regulados (es decir, cualquier persona o empresa puede alquilar libremente un espacio de su propiedad, mediando el correspondiente contrato, siempre y cuando no se destine a fines ilegales). Es importante, a mi parecer, esta matización, puesto que uno de los problemas más graves a los que se enfrentan algunos modelos de economía colaborativa es el abordaje de soluciones de forma anárquica, irrumpiendo en mercados estructurados en los que a priori puede aportar conectividad, agilidad y desintermediación, pero en los que muchas veces el impacto social está por demostrar o no es el deseado, puesto que si bien genera un nuevo modelo relacional óptimo, el beneficio colectivo y económico derivado de esa nueva actividad colaborativa no compensa el impacto generado entorno a esos mercados, contribuyendo a la destrucción de empleo y actividad en varios niveles o círculos que afectan de forma importante al desarrollo socio-económico de un sector, grupos de población o áreas geográficas.

    En el caso propuesto, partimos pues de un modelo sostenible y podemos generar un nuevo sistema complementario de economía colaborativa, que cuantificaremos en beneficios económicos, sociales y ambientales. A continuación se detallan las vías de colaboración:

    - Propietarios de espacios infrautilizados o en desuso, como pueden ser trasteros, habitaciones vacías, bodegas, carboneras, áticos, pequeños locales, cocheras, etc., pueden ceder esos espacios que no utilizan, o utilizan a medias, a personas o empresas que necesitan espacios para guardar objetos para los que no tienen un sitio adecuado, o no encuentran la oferta en el mercado de alquiler tradicional, que se adapte a sus requerimientos de espacio y tiempo. Ejemplos: 1- una empresa que necesita un lugar para alojar 20 cajas de archivadores con documentos, no le compensa alquilar un local solo para eso, pero si encuentra un trastero o un cuarto a medio ocupar o desocupado, le compensa la solución. Y el dueño del espacio obtiene un rendimiento que antes no obtenía. 2- un particular que reforma su casa y necesita un espacio para alojar sus muebles y enseres mientras dura la reforma, no va a encontrar fácilmente en la actualidad un lugar adecuado al volumen que necesita y por un tiempo determinado, que no encaja en los típicos alquileres de locales a largo o medio plazo.

    - Propietarios de negocios con locales comerciales, oficinas, almacenes, terrenos, o naves industriales, que pueden tener espacios infrautilizados o en desuso por disponer de más espacio del que requiere su actividad, o porque hayan tenido que adaptar su negocio por la menor actividad registrada en los últimos años quedando espacios vacíos antes ocupados. Estos espacios pueden ser cedidos a nuevos emprendedores o emprendedores en activo, que bien por optimización, por poca disponibilidad de recursos, o por necesitar solamente un pequeño espacio para una demostración de producto, un pequeño despacho o mesa en una oficina, o un pequeño lugar de almacenaje para empezar su actividad, tendrían una oferta disponibles más flexible que la que hay en la actualidad y adaptada a sus necesidades. Es una forma de potenciar el emprendimiento, tanto para principiantes, como para iniciados que quieren ir avanzando con un control riguroso de los recursos. Y a su vez genera un beneficio inesperado para los propietarios, que rentabilizarían mejor su inversión o infraestructura, ayudando al mantenimiento de las actividades.

    Son dos grandes esbozos, pero la casuística es muy variada: complementos a la economía doméstica o empresarial, por un lado, que generan más actividad y ayudan al mejorar las condiciones socio-económicas de los propietarios. Y por el otro lado, facilidades a emprendedores con necesidades de inicio de actividad, estacionales, promocionales, etc.; grupos para actividades de ocio, como sociedades gastronómicas, pequeños colectivos deportivos, etc.; asociaciones o colectivos culturales, que necesitan un pequeño espacio para sus actividades, adaptado a sus recursos económicos (que suelen ser escasos) y a su necesidad de disponibilidad por horas, días, etc.; particulares con necesidades puntuales o específicas que no están cubiertas por los tradicionales modelos de alquiler, tanto en coste, como en espacio, como en disponibilidad temporal.

    Si bien, este modelo tiene un problema a abordar, que sería el de la seguridad por ambas partes, esto es factible a través de la colaboración con alguna compañía de seguros que puede diseñar pólizas individuales o colectivas al efecto, con un bajo coste.

    En este caso y al ser un desarrollo local, el encargado de crear y dinamizar la red, entiendo que debería de ser FomentoSS, tal como está planteado el reto. Y para ello podría crear una plataforma de interacción, apoyada por un servicio de asesoramiento. Sería una especie de banco de espacios físicos, al igual que en otros lugares existen bancos de tierras, como por ejemplo hace el Consejo Comarcal de El Bierzo en Ponferrada, para dar soporte a propietarios de tierras inutilizadas, que las ceden a quienes quieren iniciarse en actividades agrícolas o ganaderas, pero no tienen la tierra.

    En definitiva, todos salen ganando. Decir que esta fórmula que proponemos está empezando a despegar en algunos lugares, pero incluso en lugares pioneros en economía colaborativa, como EEUU, aún está en desarrollo con las primeras plataformas en funcionamiento, pero es más que interesante.

    Espero que sea de interés, al menos para el debate. Saludos!!

  • Hola Garcia, gracias por compartir esta propuesta. De hecho, la infrautilización de espacios es uno de los temas más abordados por los modelos aquí compartidos, como PeerSpace y The Shop Share. Te invitamos a que te acerques el miércoles 28 de octubre a la sesión sobre economía colaborativa dentro de la WeekInn 2015

  • Existen muchos espacios de coworking, pero el rápido crecimiento de este tipo de espacios ha provocado que se conviertan en sitios impersonales y sin interacción entre las organizaciones que allí trabajan. Por otro lado, pequeñas empresas que están en sus inicios no pueden permitirse alquileres a largo plazo y con un compromiso permanente, ya que no saben con exactitud en qué medida van a crecer. La propuesta de PivotDesk es conectar a empresas que tienen espacios vacíos con pequeñas start-up que necesitan un espacio donde comenzar a trabajar y crecer, creando sinergias entre ellas y haciendo accesible el alquiler por cortos períodos de tiempo.
    Quienes necesitan un espacio buscan en una lista los espacios disponibles que las empresas han publicado, filtrando la información por ubicación y tipo de empresa. Las empresas que alquilan, indican el número de puestos libres que tienen, fijan el precio por persona y por mes, y describen la cultura y características de la empresa. Cuando el espacio de una determinada empresa despierta el interés de otra, ambas partes se reúnen para llegar a un acuerdo. Es entonces cuando PivotDesk se encarga de cerrar los detalles y cobra una comisión del 10% por la gestión del alquiler. También ofrece a las empresas los servicios de gestión del entorno de trabajo. Es un sistema flexible a las necesidades de empresas de jóvenes en proceso de cambio, por lo que el acuerdo de licencia se renueva automáticamente cada 30 días.
    En seis meses ha pasado de tener cuatro personas en el equipo a 19. En tres años se ha expandido exponencialmente y está presente en seis ciudades de Estados Unidos.

    PivotDesk

    Comment last edited on about 4 years ago by Coordinación Reto
  • Otra propuesta para financiar proyectos de energía solar es la plataforma Mosaic, que facilita préstamos peer-to-peer a un coste razonable ofreciendo oportunidades de inversión en este tipo de proyectos. Así, miles de personas pueden aprovechar las oportunidades derivadas de la transición de una economía basada en el carbono a una basada en las energías renovables.
    La plataforma resuelve dos de los problemas más importantes a la hora de facilitar esta transición: la falta de fuentes de financiación para los proyectos y la escasez de inversores en este tipo de oportunidades. Lo consigue superando una de las principales barreras que impide la entrada de más inversores individuales: el importe mínimo con el que un individuo puede participar. La plataforma permite una inversión mínima de 25 dólares, una cantidad asequible para la mayoría de los inversores que, a cambio, reciben alrededor de un 4,5% de retorno. Por otro lado, para los desarrolladores de proyectos de energía solar, Mosaic representa una nueva fuente de financiación a un coste muy razonable: en torno a un 5,5% de interés que difícilmente podría encontrar en fuentes tradicionales de financiación.
    Mosaic ha conseguido más de 10 millones de dólares en inversiones y ha generado unos 34 millones de kWh de energía solar. En el 2013, anunció que había recibido aprobación para vender hasta 100 millones de dólares en inversiones.

    Join Mosaic

  • Ante la dificultad a la hora de encontrar lugares para reunir grupos, miembros de un club u organizar actividades, PeerSpace ha desarrollado una aplicación para ayudar a los propietarios de un espacio a repensar una propuesta para alquilarlo, a la vez que fortalece nuevos proyectos empresariales. De esta manera, pone en alquiler espacios sin uso, proporcionando acceso a corto plazo a una serie de ubicaciones que pueden ser utilizadas para diversos fines, tales como oficinas, actividades culinarias, gimnasios, estudios, eventos, producciones, actuaciones o clases. Se trata de lugares únicos, que promueven la creatividad y la motivación.
    Desde su lanzamiento en marzo del 2014, se han reservado más de 15.000 horas en espacios PeerSpace y en un año ha conseguido expandirse a Los Angeles.

    Peer Space

  • En la línea con aprovechar espacio infrautilizados, The Shop Share es una plataforma online recientemente lanzada que facilita el alquiler temporal de espacios comerciales (tiendas, showrooms, para exhibiciones, etc.) a cualquier persona o empresa que quiera organizar un evento o exposición y venta de productos. El servicio de la plataforma permite a fabricantes, artesanos, diseñadores, empresas y tiendas de comercio electrónico obtener visibilidad en una ubicación adecuada través de tiendas temporales.
    The Shop Share también ofrece una gama de servicios de consultoría (burocrática, legal, seguros, etc.) para facilitar y simplificar la contratación de lugares para uso temporal y conseguir que el evento sea un éxito.

    The Shop Share

  • El acceso a financiación es muy limitado para aquellas personas que no tienen un activo inmobiliario o una nómina. Ciertos gastos inesperados o la inversión en herramientas de trabajo como un ordenador pueden suponer la necesidad de pedir un préstamo que los requisitos de la banca tradicional no facilitan.
    Puddle ofrece una solución a aquellas personas que necesitan un crédito, basando el análisis de riesgo de la operación en la confianza que es capaz de crear, en lugar de sus posesiones. Permite que cualquier persona pueda pedir prestado de 50 a 10.000 dólares, empezando por su red más cercana e independientemente de sus activos o de su nómina. El modelo se basa en las Comunidades Autofinanciadas, Puddle introduce tecnología para llevar el modelo a escala.
    Se lanzó oficialmente en el 2004 y cuenta con 20.000 personas registradas y 4.000 usuarios activos.

    Puddle

    Comment last edited on about 4 years ago by Coordinación Reto

DONOSTIA OPEN INNPlataforma irekia hiriarentzako

Plataforma hau Donostia Sustapenak egin du, hau da, berrikuntzaren bitartez, ezagutzaren sorkuntza eta eraldaketaren bitartez eta sareko lanaren bitartez hiria sustatzen eta hiriaren garapen ekonomiko iraunkorra bideratzen diharduen udal sozietate publikoak. Donostia Open INN Sustapeneko berrikuntza-estrategian txertatuta dago eta, horren ondorioz, DonostiaINN berrikuntzako online plataforman sartuta. DonostiaINN plataformak agente berritzaileen komunitatea eta berrikuntzarekin zerikusia duten hiriko zerbitzu eta jarduera guztiak hartzen ditu.